Control miopía

Si tu hijo o hija es miope te ofrecemos un tratamiento de control de miopía que se puede hacer desde edades muy tempranas. Los últimos estudios han demostrado que funciona.

Control miopía ¿por qué es importante?

La miopía es un defecto refractivo que provoca visión borrosa de lejos. Los últimos estudios evidencian que el progreso de la miopía va ligado a la reducción del tiempo que pasamos al aire libre, y al incremento del que dedicamos a tareas de cerca.

  • Si paramos o reducimos su progreso, la cantidad de miopía que tendrá el niño cuando se estabilice será menor y por tanto tendrá menos riesgos asociados.
  • El aumento de la miopía incrementa significativamente el riesgo de padecer patologías de retina tales como desprendimientos, cataratas, glaucoma o maculopatías, y por eso es importante intentar frenar o reducir su incremento.
  • Actualmente, casi el 40% de la población de Europa es miope y se calcula que para 2050 más del 50% de la población mundial también lo será.

¿Qué riesgos implica la miopía?

  •  Al aumentar la miopía los niños cada vez son más dependientes de las gafas.
  • Puede reducir la participación en distintas actividades, como el deporte. 
  • Su incremento está directamente relacionado con problemas serios de salud en el futuro.
  • Una miopía alta puede limitar la elección de algunas profesiones como piloto, policía, bombero, militar…

¿Qué tipos de tratamiento hay?

Se puede realizar con lentes de contacto o con lentes graduadas para adaptar en las gafas.

Es importante saber que este tratamiento requiere constancia en el tiempo y se necesitan revisiones periódicas para lograr el efecto deseado e ir haciendo cambios si fuera necesario.

¿En qué consiste el tratamiento con gafas graduadas?

Es un método no invasivo y seguro, que se realiza con unas lentes del laboratorio Hoya. Permiten una buena visión al niño corrigiendo su graduación y, a la vez, incorporan una tecnología y diseño para frenar el crecimiento del ojo. En definitiva, impiden el aumento de la miopía.

El tratamiento recomendado son aproximadamente 3 años y es como llevar cualquier gafa graduada. Los resultados están siendo muy buenos.

¿En qué consiste el tratamiento con lentes de contacto?

Se trata de un tratamiento con lentes de contacto blandas que tiene una duración de entre dos y tres años. Son desechables y permiten:

  • Prevenir el crecimiento axial del ojo.
  • Corregir su graduación dando una buena agudeza visual.

 Esto lo consiguen gracias a un desenfoque periférico que incorporan las lentillas en su geometría. Y se ha demostrado que en tres años, reducen la progresión de la miopía y la elongación axial en más de la mitad comparadas con unas lentes de contacto tradicionales.

Disponemos de tres diseños diferentes, y en función de cada caso y los parámetros que tenga el ojo del paciente, adaptaremos el mas recomendado.

Los diseños son los siguientes:

  • MiSight: lente de contacto desechables de reemplazo diario y permiten:
  • Esencia: lente de contacto trimestral totalmente personalizada con parámetros de -0.25 a -20.00 dioptrías y astigmatismo hasta -4.00 dioptrías
  • MyloMYLO: lente de contacto de hidrogel de silicona personalizada de reemplazo mensual diseñada con la tecnología de Profundidad de Foco Extendida (EDOF) con parámetros de -0.25 a -15.00 dioptrías

 

control miopia

No lo pienses y pregúntanos por el tratamiento control miopía